Traductor EL MUNDO vs Traductor Google

Traductor Google y traductor EL MUNDO son sólo dos de los muchos traductores automáticos que existen y algunos de los más utilizados en España.

Los traductores online son una de esas herramientas que parecían imposibles de imaginar no muchos años atrás. Sin embargo ahora lo que nos parece impensable es una vida sin ellos.

Utilizamos estos traductores cuando vamos de viaje, cuando queremos traducir una canción o cuando visitamos una página web en otro idioma. No obstante los traductores automáticos tienen sus limitaciones.

¿En qué se diferencia el traductor EL MUNDO del traductor Google?

Traductor Google

El gran gigante Google, con sede en Estados Unidos, lanzó su conocido servicio de traducciones automáticas en el año 2006. Por aquel entonces traductor Google traducía en cuatro idiomas: Inglés, árabe, chino y ruso.

Este sistema multilingüe de traducción automática puede traducir páginas web, texto, voz, imágenes o vídeo en tiempo real de un idioma a otro. En un total de 103 idiomas.

Traductor Google ofrece interfaz web e interfaces móviles para iOS y Android, y una API, que los desarrolladores pueden utilizar para construir extensiones de navegador, aplicaciones, y otros softwares.

Los usuarios pueden usar este traductor de manera gratuita, de hecho lo utilizan más de 200 millones de personas al día.​

En 2016 Google Translate incorporó un sistema de traducción automática neuronal; un sistema que según la empresa perfeccionará la evolución dinámica del Traductor, ya que analizará la composición de las frases teniendo en cuenta una serie de factores. El sistema va aprendiendo con el tiempo y las consultas de los usuarios, lo que mejora la calidad de sus traducciones. Por ahora, Google ha incorporado a este sistema los idiomas inglés, francés, alemán, portugués, español, chino, japonés, y turco.

También desde el 2016 Google ha limitado la traducción gratuita de textos a 5000 caracteres, mientras que la traducción de páginas web no tiene límites de extensión.

Cada día esta herramienta puede traducir unos 100.000 millones de palabras.

No obstante, a pesar de sus muchos fans, este sistema de traducción también comete errores, a menudo de gran envergadura.

Traductor EL MUNDO

El traductor del diario EL MUNDO es otra de las herramientas de traducción más utilizadas por los españoles. De hecho, este traductor automático existe antes que la mayoría de traductores online que conocemos en la actualidad.

Respecto al traductor de Google, Traductor EL MUNDO tiene importantes limitaciones, la principal de ellas es que sólo tiene la capacidad de traducir en seis idiomas: Inglés, español, francés, italiano, alemán y portugués. Además, solo permite la traducción de palabras y textos.

Esta aplicación también cuenta con interfaz web e interfaces móviles para iOS y Android. Sin embargo no cuenta con una API como el traductor de Google, por lo que no puede utilizarse como extensión de aplicaciones o software.

Limitaciones de los traductores automáticos

Un traductor online puede ser muy útil en determinadas situaciones, por ejemplo, cuando nos urge conocer el significado de una palabra en otro idioma, cuando nos encontramos en un país extranjero o cuando buscamos información en una página web en otra lengua.

No obstante, un traductor online nunca podrá suplantar la labor de una agencia de traducción compuesta por auténticos profesionales de la traducción como es Euroverbum.

Cuando traducimos, por ejemplo, de inglés a español o viceversa, y sólo traducimos una frase o un párrafo, éste no siempre tiene sentido si no se tiene en cuenta el contexto. En muchos casos podemos encontrar limitaciones de los traductores automáticos.

Al recurrir a una base de datos para traducir, no se tendrán en cuenta factores que hacen que una palabra o expresión en realidad signifique una cosa diferente.

Cuando se requiere una traducción profesional, por ejemplo para la traducción de una página web propia, la traducción de una carta para nuestro restaurante o de un libro, videojuego o proyecto audiovisual, la traducción por parte de un traductor online nunca será suficiente. En definitiva, la traducción profesional será imprescindible siempre que se quiera traducir algo en lo que esté involucrado un negocio y su reputación.

Por otra parte, todo lo que tenga carácter legal necesitará una traducción profesional certificada para poder tener validez.

 

Deja un comentario