Traducción Jurada: La traducción de documentos oficiales

En la vida de una persona pueden darse diversas circunstancias que hagan necesaria la traducción de documentos oficiales. Instalarse en otro país, trabajar o tener negocios en un país diferente o haber cursado estudios en una escuela homologada por el extranjero, son algunos de los casos en los que puede hacernos falta recurrir a la traducción jurada.

En muchos países, entre ellos España, pueden pedirnos la traducción de ciertos documentos oficiales para llevar a cabo determinados trámites como homologación de estudios, permisos de residencia, colegiaciones, acceso a puestos de trabajo con una documentación extranjera, etc. El tipo de documento traducido dependerá tanto del trámite como de la institución donde lo vayamos a presentar.

Si te preguntas cómo conseguir una traducción oficial, debes saber que en nuestro país los traductores oficiales los nombra el Ministerio de Asuntos Exteriores y tienen el nombre de ‘traductores jurados’. En otros lugares como Reino Unido basta un traductor profesional capaz de llevar a cabo dicha tarea.

¿Qué diferencias podemos encontrar entre una traducción general y una traducción jurada?

La principal diferencia entre una traducción general y una jurada es que, mientras que en la traducción general cualquier persona puede traducir un texto y documento y hacerse cargo de lo correcto o incorrecto que pueda estar, en las traducciones juradas el traductor es quien se responsabiliza de la fidelidad y la precisión del texto que traduzca.

Esto conlleva que una traducción jurada deba ir con su correspondiente sello y firma del traductor. De hecho, en ocasiones se quiere que el traductor se tenga que personar ante un notario para certificar que sus datos como traductor jurado en los documentos que presenta son correctos.

Dada la validez legal de estos documentos, los únicos traductores con potestad para hacer este tipo de traducción son los traductores-intérpretes jurados nombrados tanto por el Ministerio de Asuntos Exteriores como por las instituciones homólogas de las diferentes Comunidades Autónomas.

La traducción jurada u oficial tendrá validez ante las autoridades competentes, ya que lleva la firma y el sello de un traductor-intérprete jurado.

Otra de las diferencias es que la traducción jurada solo se puede suministrar en papel.

Aunque el original puede remitirse al traductor jurado por cualquier medio, una traducción jurada de un documento oficial solo puede ir en papel debido a su naturaleza legal y al hecho de que debe llevar la firma y el sello del traductor-intérprete jurado.

traduccion-jurada-la-traduccion-documentos-oficiales

La empresa de traducción Euroverbum (Agestrad) cuenta con un servicio profesional de traducción jurada, que destaca por su profesionalidad, precio y rapidez.

Nuestro equipo de traductores oficiales profesionales tienen experiencia en más de 100 idiomas para ofrecer un servicio óptimo de traducción jurada. Un servicio que se caracteriza por respetar los plazos de entrega acordados siempre garantizando la máxima calidad de traducción. Además, nos comprometemos a ofrecerle un precio competitivo. Para conocer detalladamente nuestras tarifas de traducción jurada, pídanos precio de traducción jurada sin compromiso.

Tipos de documentos oficiales más traducidos

Los documentos que se traducen más habitualmente son los estatutos de sociedad, los certificados de penales, expedientes académicos, títulos universitarios, certificados médicos, partidas de nacimiento, certificados de empadronamiento y permisos de residencia, contratos de trabajo y las escrituras hipotecarias.

Deja un comentario