Mejora el SEO de tu web apostando por la traducción profesional

¿Quieres mejorar el posicionamiento de tu página web y no sabes como conseguirlo? Existen muchas técnicas para mejorar el SEO de un sitio web, pero en esta ocasión os hablaremos de una muy concreta y efectiva: Traducir nuestra página web a otros idiomas.

Aunque siempre podemos recurrir al traductor de Google, lo cierto es que si lo que buscamos es profesionalidad, calidad y eficacia, contratar los servicios de una empresa de traducción siempre será la mejor opción para alcanzar nuestras metas.

En el caso del gigante Google, ha creado un algoritmo que se encarga de rastrear la página web y comprar que el lenguaje y la manera en la que se utiliza éste son adecuadas. Una buena ortografía, sintáctica y de estilo ahora son imprescindibles para que el algoritmo ‘colibrí’ no considere que la página es un fraude.

Por otra parte, contar con textos, palabras clave, enlaces, etiquetas y otros elementos en distintos idiomas permitirá que los buscadores añadan tu sitio web a las búsquedas que se realicen en otros países. Por ejemplo, si vendemos zapatos no es lo mismo aparecer en Google únicamente con la expresión ‘Zapatos’, que hacerlo también con ‘Shoes’, ‘Chaussures’ y ‘Scarpe’. Las posibilidades de que te encuentren más clientes está directamente relacionada con los idiomas que ofrezcas en tu web.

Otra de las ventajas de una traducción adecuada es que conseguiremos más enlaces o ‘link building’. Si publicamos contenido en diferentes idiomas será más probable que otros usuarios y sitios te enlacen en otros sitios webs o redes sociales. De esta forma mejoraremos el posicionamiento y conseguiremos un mayor tráfico de calidad.

Por estos motivos, la manera en la que el contenido de un blog o página web esté redactado es esencial para el SEO. Es importante que el texto está perfectamente escrito en todos los idiomas que queramos mostrar a nuestros clientes, que se utilicen los sinónimos de la forma adecuada y que la redacción se traduzca sin errores a otros idiomas y de la forma más específica. Conseguir esto es imposible si no hablamos a la perfección más de un idioma o traducimos la página con el traductor de Google, de ahí que la opción más acertada, rápida y efectiva sea contratar un servicio de traducción profesional, que traduzca palabra por palabra siempre teniendo en cuenta el contexto y sentido del texto. Por ello traducir de forma profesional no es un gasto, sino una gran inversión.

Además, con una buena traducción no solo mejora el SEO, también la experiencia de los clientes. A  todos nos gusta navegar por una página en la que todo está perfectamente traducido a nuestro idioma, esto no sólo fomenta las ventas, sino que da una mayor sensación de calidad y confianza. Pensemos en grandes marcas como Zara y Coca Cola, en las que cualquier persona del mundo puede navegar por su web y que ésta esté perfectamente traducida.

¿Cuántos idiomas son necesarios para llegar posicionarse en un mercado mundial?

Internet permite a las empresas y freelance llegar a cualquier persona del mundo, incluso sin la necesidad de tener una tienda física.

Se estima que en todo el planeta existen aproximadamente 7000 idiomas diferentes, aunque la mayoría de ellos son minoritarios y no es necesario tener una traducción a todos ellos a no ser que nos dediquemos a esos mercados en concreto.

Según un informe publicado por Common Sense Advisory, para llegar al 80% de clientes de todo el mundo tan sólo necesitaremos traducir nuestra página a 12 idiomas: Chino, inglés, español, francés, japonés, arabe, portugués, ruso, coreano, italiano e indonesio. Entre todos estos, el que más deben tener en cuenta las empresas es el inglés, ya que lo hablan el 21% de usuarios de Internet.

Traducir los contenidos es sinónimo de vender más, mejorar el seo y disfrutar de otras muchas ventajas.

Deja un comentario