Diferencias entra Traducción Legal y Traducción Jurídica

En la traducción se han creado diversas modalidades y especialidades para hacer frente a las diferentes temáticas y necesidades de las personas. Está claro que no es lo mismo traducir una acta notarial, que un cuento infantil. Por eso en las agencias de traducción e interpretación contamos con profesionales especializados en las diferentes ramas de la traducción y la interpretación. En este caso nos centramos en la traducción jurídica y legal.

¿Qué es la traducción legal?

La traducción legal una especialidad de la traducción que trata de traducir, de un idioma, a otro, documentos de carácter legal; textos jurídicos y administrativos. Estos documentos pueden ser públicos (emitidos por una administración u organismo público), o privados. En este último caso se requiere en documentos para regular un tema jurídico entre particulares y empresas.

¿La traducción legal es lo mismo que la traducción jurada?

No, no se trata de las mismas especialidades. La traducción legal no es lo mismo que la traducción jurada. No obstante, la traducción legal si puede ser también una traducción jurada.

La traducción jurada es aquella traducción que tiene una validez legal. Ésta re realiza por un traductor acreditado por el Ministerio de Asuntos Exteriores.

De esta forma, si se requiere presentar un documento legal en una institución, la traducción tendrá que ser jurada para que el documento sea considerado como un documento legal. Por esto, la traducción legal también puede ser jurada.

No obstante, en la mayoría de los casos en los que se realiza una traducción legal, no se necesita que también sea jurada. Pueden ser simplemente documentos legales que necesitan empresas privadas, cuyo objetivo no es presentarlos a una institución pública.

¿Por qué la traducción legal debe hacerla un profesional?

Lo normal es que los documentos legales estén redactados por profesionales del Derecho. Por esta misma razón, la traducción de documentos jurídicos deberá encargarse a un profesional de la traducción legal.

Estos textos suelen estar formados por conceptos jurídicos menos usuales, que no tienen cabida en la vida ordinaria. Por este motivo los traductores que no están especializados en este tipo de documentos, desconocen algunos de los conceptos y su traducción a los diferentes idiomas.

Siempre es importante que una traducción con un peso importante para una empresa esté hecha por un profesional. Pero en este caso en concreto, es vital que se trasladen de forma adecuada los conceptos legales. Ya que de ellos derivan efectos legales para las diferentes partes, y que el traductor deberá saber reflejar.

Conocimiento del derecho

Una de las complejidades de la traducción jurídica es que el traductor debe conocer tanto el derecho de la lengua de origen, como el de la lengua de llegada.

Un traductor jurídico de español al francés, deberá saber el funcionamiento del derecho español, como el del francés.

Además, se añade la dificultad de que muchas figuras jurídicas cambian de un país a otro. También se da el caso de que algunas figuras jurídicas no existen en otros países. Estas situaciones llevan al traductor a explicar el porqué, como si se tratase de un jurista.

¿Qué tipo de documentos deben ser traducidos por traducción legal y jurídica?

Todos aquellos documentos que estén redactados por expertos en derecho, además de documentos financieros que contienen muchos conceptos jurídicos que requieren que los traduzca un traductor jurídico profesional.

Documentos que requieren traducción jurídica y legal

  • Contratos de compraventa y financieros.
  • Poderes notariales y escrituras.
  • Documentación laboral.
  • Testamentos y fideicomisos.
  • Pólizas de seguro, informes periciales.
  • Documentos relativos a Propiedad Intelectual o Industrial.
  • Normativas y legislación extranjera.
  • Decisiones judiciales.
  • Procedimientos arbitrales.
  • Escrituras y estatutos sociales.
  • A grandes rasgos, todos los textos legales y financieros que supongan la creación de derechos y obligaciones para una parte.

Deja un comentario