8 técnicas de traducción que debes conocer

¿Cuáles son las técnicas de traducción más utilizadas?. Seguro que te lo has preguntado más de una vez.

La tarea de traducir consiste en comprender el significado de un mensaje, escrito u oral en la lengua de origen y trasladarlo a otra lengua manteniendo el mismo significado. Para llevar a cabo este trabajo, los traducciones cuentan con diferentes técnicas de traducción. Dependiendo de éstas, la persona encargada de la traducción se ajustará a unos parámetros u otros con el objetivo de trasladar el mensaje a otro idioma conservando el significado del idioma original.

No debemos confundir las técnicas de traducción, con los métodos de traducción.

Mientras que los métodos se aplican a todo el texto que se tiene que traducir, las técnicas pueden variar dentro de un mismo texto. Elegir una u otra dependerá de la función de los elementos verbales y de cada caso a traducir.

1 Técnica de traducción literal

La traducción literal o metafrase consiste en traducir las oraciones palabra por palabra. Esta técnica es aplicable cuando entre dos idiomas existe correspondencia de estructura y significación.

Se acepta siempre y cuando el texto traducido conserva la misma sintaxis, el mismo sentido y el mismo estilo que el texto original.

Esta es una de las técnicas de traducción que se utiliza en ocasiones contadas, ya que no son muchas las palabras que tienen una única traducción en un único idioma. Por ejemplo, las palabras amor, muerte, odio, gato, león…

2 Préstamo

Esta técnica de traducción denominada préstamo consiste en utilizar una palabra o expresión del texto original en el texto de destino. Estas palabras suelen aparecer en cursiva.

El préstamo no es más que la ausencia de traducción de una palabra o expresión. Éste reproduce tal cual una expresión del texto que se está traduciendo.

3 La técnica de la transposición

La técnica de traducción que utiliza la transposición se basa en pasar una oración de una categoría gramatical a otra sin alterar el significado de la misma. Se trata de hacer un cambio en la estructura gramatical.

Este proceso de traducción suelen hacerlo los traductores de forma inconsciente.

4 El calco

El calco es una de las técnicas de traducción que pueden llevar a confusión. Cuando se traduce con la técnica de calco, se trata de traducir de manera literal los elementos que componen un sintagma para no utilizar extranjerismo o préstamos.

Para no confundir calco, con extranjerismo adoptado y préstamo, un buen ejemplo es la palabra ‘football’. Si en la traducción conservamos la palabra tal cual, sería un extranjerismo puro, si en su lugar ponemos ‘fútbol’, sería un préstamo y si en cambio lo traducimos como ‘balompié’, sería un calco.

5 Técnica de la modulación

La modulación consiste en variar la forma del texto utilizando un cambio semántico o de perspectiva. En este proceso el sentido deberá conservarse.

6 La adaptación

La adaptación, o equivalente cultural se basa en traducir elementos culturales de un idioma, por otros que se han ido adaptando a la cultura del idioma de destino. Por ejemplo, mientras que inglaterra puede decirse ‘quedar para tomar el té’, en español sería ‘quedar para echar un café’.

Esta es una de las técnicas de traducción que busca un resultado más familiar y comprensible.

7 Técnica de la equivalencia

En traducción, la equivalencia se basa en reproducir una misma situación con recursos estilísticos y estructurales que no tienen nada que ver. Pero como en el resto de casos, el significado final deberá ser el mismo.

Esta es la técnica más común para traducir refranes de un idioma a otro y que no parezcan disparatados en la lengua de destino.

8 Reestructuración

A menudo los traductores tienen que cambiar el tipo de oración o el número de oraciones para transmitir correctamente el mensaje del autor. Por ejemplo, en español es muy común utilizar frases muy largas que en su traducción al inglés pueden convertirse en varias frases más cortas. A esto se le llama reestructuración.

Deja un comentario